domingo, 5 de mayo de 2013

EL SECRETO DEL FUEGO

El último día, besé sus manos,
sus ojos, sus labios.

Le dije: ahora estás
madura, cual manzana.

Una parte de ti es una mujer
y la otra algo indescriptible:

Las palabras
huyen de mí
y yo huyo de ellas.

Ambos fluimos
hacia la infancia de este rostro trigueño
y este cuerpo cálido y lozano.

Ahora suplico
y, sediento, acerco mi rostro
a esta fuente rebosante.

El último día, le dije:
Eres el fuego de los bosques,
el agua del río
y el secreto del fuego.

Una parte de ti es indescriptible
y la otra: sacerdotisa en el templo de Ishtar.

Del poemario: El jardín de Aisha, 1989

Omar Faruk Tekbilek ~ Last Moments Of Love